Cancer en nuestras mascotas

Cancer en nuestras mascotas
Martes 3 Diciembre, 2013 14:48

El cáncer (tumor maligno) es el crecimiento descontrolado de células capaz de sobrepasar los sistemas de defensa del organismo provocando daños en el tejido donde aparece y, muchas veces, daño a nivel general.

Cuando nos enfrentamos al diagnóstico de cáncer en un familiar, amigo o persona cercana se nos produce una sensación de pánico y desesperanza. Cuando nos enfrentamos al diagnóstico de cáncer en nuestras mascotas todo se torna más complejo, ya que seremos nosotros quienes tomaremos decisiones para mantener una buena calidad y dignidad de vida de nuestro compañero que nos ha entregado un cariño incondicional y confía plenamente en nosotros.

Lo primero que debemos saber antes de iniciar algún tipo de tratamiento es el diagnóstico de la enfermedad, y para eso SIEMPRE se debe enviar al patólogo muestras de tejido tumoral para que sea analizado mediante citología, biopsias u otras técnicas de diagnóstico más específicas.

Una vez obtenido el diagnóstico el propietario debe buscar la atención más adecuada, esto le permitirá recibir información clara con respecto a la enfermedad, pronóstico y tratamientos. Además le permitirá disfrutar de todo el tiempo que sea posible con su querida mascota.

Existen varios mitos y confusiones con respecto a esta enfermedad, pero es importante saber que casi todos los animales que la padecen pueden ser ayudados. Existen distintas formas de tratar a nuestros pequeños amigos con cáncer; las más comunes son la cirugía, quimioterapia y radioterapia, existiendo otros tipos de tratamientos incluidos los tratamientos paliativos para manejar el dolor y malestar. Todo esto acompañado con cariño, paciencia y dedicación.

Por lo general el hablar de una terapia contra el cáncer causa un poco de temor, principalmente por los efectos que se observan en los pacientes humanos, pero en los animales de compañía estos efectos son mejor tolerados, por lo que es difícil ver a una mascota con marcada caída de pelo o con severo compromiso general. Existen efectos secundarios, pero es importante que se trabaje en equipo para poder controlarlos.

Como consejos generales es importante que el propietario se mantenga siempre informado, que pregunte y exponga todas las dudas que tiene por ejemplo: ¿Cómo se llama el cáncer que tiene mi mascota? ¿Qué pasa si no lo tratamos? ¿Mi mascota está sufriendo? ¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento? ¿Cuál es la mejor dieta? Etc. También es importante que tome notas de asuntos referidos a la enfermedad, buscar apoyo, incluir a la familia, solicitar material informativo. Mientras más informado esté, mejor se sentirá y podrá ayudar a su mascota de manera más completa.

Es importante saber que existe tratamiento para nuestras mascotas con cáncer y podemos alargar su tiempo de vida entregándoles buena calidad de vida.

A veces los tratamientos no resultan como uno espera y la enfermedad de torna incontrolable provocando gran sufrimiento a la mascota, por lo que muchos dueños optan por la eutanasia para detener el dolor que presenta su querido compañero. El momento del adiós de una mascota no es algo sencillo, por lo que se requiere contar con el apoyo del profesional que está tratando al animalito, el cual debe brindarle información, así como también escucharlo y comprender sus temores. Cabe destacar que muchos dueños deciden que ocurra la muerte natural en el hogar aliviando y controlando los dolores hasta el último momento.

Hay que comprender que no hay decisiones correctas o incorrectas, sólo hay decisiones correctas para el dueño. No debe angustiarse por la opinión de otras personas con respecto a sus decisiones. El propietario es la única persona que mejor conoce a su mascota en el mundo. Instruido con la información necesaria, escuche su corazón, y asumirá las decisiones correctas.

 

Autor: Dr. Leonardo Carreño, Médico Veterinario del Hospital Veterinario El Bosque.